¿Qué necesitas para empezar a enviar tu newsletter?

¿Qué necesitas para enviar tu newsletter?

¿Te gustaría comunicarte con tu comunidad de una forma más personal y directa, llegando a la bandeja de entrada de tus suscriptores sin algoritmos de por medio?

¿Te estás planteando empezar enviar tu propia newsletter? 

Si quieres empezar con tu estrategia de email marketing, en este post te cuento (de forma básica) qué es lo que necesitas para arrancar con tu newsletter.

7 recursos para lanzar tu newsletter

1. Plataforma de email marketing

Primero, necesitas elegir una plataforma de email marketing desde la que hacer tus envíos.

En el mercado existen muchos softwares: con más o menos funcionalidades, con varios rangos de precio, especializados en distintos nichos, etc.

Entran en juego varias variables, pero básicamente la elección depende de:

  • las necesidades de tu proyecto (¿qué prestaciones vas a usar realmente? ¿en qué etapa de tu negocio te encuentras?)
  • de la fiabilidad y capacidad de integración de la plataforma con tu ecosistema digital (web, e-commerce, CRM, etc.) 
  • y de la persona que vaya a usarla. 

Si vas a ser tú, quien envíe tus campañas de email y newsletters, es importante que te sientas cómoda usándola.

Yo, por ejemplo, uso Mailchimp. Si estás en proceso de búsqueda, en este post comparto el porqué de mi elección y, además, te doy varias claves para ayudarte a tomar una decisión. 

2. Landing para para recoger los emails de tus suscriptores

También necesitarás una página específica dedicada a captar nuevos suscriptores.  

La mayoría de softwares de email marketing permiten diseñar o personalizar landing pages o páginas de destino que puedes usar para hacer crecer tu lista de emails.

¿Qué incluir en esta landing?

  • Un formulario de registro para que las personas interesadas en lo que haces se suscriban a tu newsletter (como estás recogiendo datos personales, no olvides aquí la parte legal, necesitas un checkbox de aceptación, la primera capa informativa y un enlace a la política de privacidad).
  • Un copy atractivo qué explique que van a recibir y te ayude a la conversión.
  • Y, en ocasiones, un incentivo para animar la suscripción (más abajo, en el punto 4 te lo cuento más en detalle).

Aquí puedes ver un ejemplo (te dejo enlazada una de mis landings😉).

Date cuenta que, incluso, puedes empezar a enviar tu newsletter, antes de tener web. 

Si, por ejemplo, tienes una comunidad activa en redes, podrías dirigir a tus seguidores hacia esta landing y empezar a comunicarte con ellos de una forma más directa y personal enviándoles newsletters periódicas.

¡Trabajar tu propia base de datos de emails siempre es una opción ganadora!

3. Formulario de suscripción a la newsletter en tu web

Es importante que el mayor número de personas que aterrizan en tu web (tus potenciales clientes) se conviertan en leads. Es decir, en personas que muestran su interés dejándote su email.

A partir de ese momento, podrás comunicarte con ellos e ir nutriendo la relación para conseguir convertirlos en clientes.

Por eso, necesitas incluir, de forma visible, el formulario de suscripción a tu newsletter en tu web.

¿Qué opciones tienes? Puedes insertarlo:

  • en la barra de navegación de tu web
  • en el footer (la parte inferior) de las páginas de tu web
  • un pop-up que aparezca tras unos segundos de navegación
  • en los posts de tu blog
  • un checkbox en el proceso de compra

4. Lead magnet

Los lead magnets no son estrictamente necesarios, pero son un reclamo que ayuda a hacer crecer tu base de datos de emails.

Si tienes un e-commerce, lo más habitual es ofrecer un descuento en la primera compra con un periodo de validez cerrado.

En cambio, si vendes servicios, puedes ofrecer un recurso gratuito descargable para incentivar la suscripción. Puedes crear una guía, checklist, cuestionario, masterclass, ebook, vídeo, etc.

Aunque, más allá del formato, lo más importante es que esté relacionado con el servicio que quieres vender. Se trata de ofrecer contenido de calidad que atraiga a tu cliente ideal y te ayude a la venta. Tenlo siempre en mente.

5. Email o secuencia de bienvenida

El email o secuencia de bienvenida es el primer correo o correos que tus suscriptores reciben tras unirse a tu lista.  

Un email en el que das la bienvenida a tu comunidad, presentas tu marca y empiezas a interactuar con las personas de tu lista a través del correo electrónico.

Así que, antes de lanzar tu newsletter, necesitas diseñar y automatizar el envío de tu email o secuencia de bienvenida. En este post, encontrarás una guía detallada para construir tu email de bienvenida. 

Y si la suscripción está unida al envío de un lead magnet (descuento o recurso gratuito), deberás crear también la secuencia de emails para entregar y hacer el seguimiento de ese lead magnet.

6. Plan para comunicarte con tus suscriptores periódicamente

También es importante que definas qué vas a contar a tus suscriptores y con qué frecuencia. 

Para determinar la frecuencia de envío de tu newsletter (2 veces por semana, una por semana, cada 15 días…) condidera:

  • tu sector (no es lo mismo un e-commerce, donde la frecuencia de envío suele ser mayor, que ofrecer servicios online de interiorismo donde los envíos pueden ser máss espaciados).
  • tu disponibilidad: si no vas a delegar esta tarea, elige una frecuencia que realmente puedas sostener. La constancia es esencial para que tu estrategia de email marketing funcione.
  • y el contenido de tus newsletters: prima siempre calidad a cantidad. 

Conocer a tus suscriptores más comprometidos y al cliente ideal que quieres atraer, te ayudará a crear contenido relevante para tu comunidad.

Si ya trabajas con un plan de contenidos (para tus redes o blog), incorpora tus newsletters en tu calendario dando preferencia a tus suscriptores. Es decir, siempre que sea posible, que sean los primeros en enterarse. Y, de vez en cuando, crea contenido exclusivo para ellos.

7. Recursos gráficos e imágenes de marca para tus emails y newsletters

La parte visual es importante y, muchas veces, consigue marcar la diferencia. 

Las imágenes y los recursos gráficos ayudan a captar la atención, reforzar tu mensaje y conectar más fácilmente con tu audiencia.

Así que, escoge imágenes atractivas y de calidad que representen tu marca, tono y posicionamiento. Y si vendes producto, te recomiendo invertir en fotografías de producto profesionales.

Disponer de un banco de imágenes preseleccionadas te ayudará a diseñar y enviar tus newsletters de forma mucho más ágil.

Envía tu primera newsletter

Una vez tengas estos 7 recursos, solo te queda lanzar tu primera newsletter y empezar a trabajar para captar y hacer crecer tu lista de suscriptores.

Recuerda, la constancia es clave.

Y como ya he mencionado arriba, disponer de una base de datos de personas interesadas en lo que haces siempre es una opción ganadora. 

Piensa que tus newsletters te ayudarán a construir una relación cercana y genuina con tus suscriptores para generar esa conexión emocional tan necesaria para la venta. Y te ayudarán, además, a fidelizar a las personas de tu lista que ya te han comprado. Tus clientes.

¡Anímate! Realmente merece la pena.

Y si necesitas ayuda, reserva una sesión de valoración gratuita (de 30 minutos por videollamada) y lo hablamos sin compromiso.

Deja un comentario