Cómo dejar huella con tu email de bienvenida

Claves para crear tu email de bienvenida

Imagina que acabas de suscribirte a la newsletter de una marca que te gusta. Quizá has leído un post de su blog que te ha parecido interesante o has estado navegando por su web. Algo te ha llamado la atención y quieres saber más.

Pero tras apuntarte, no recibes nada. Solo hay silencio en tu bandeja de entrada. ¿Cómo te haría sentir eso?

La primera impresión cuenta. Y el email de bienvenida te permite, precisamente eso, dar una primera buena impresión a tus suscriptores y sentar las bases para construir una relación de confianza con tus potenciales clientes.

Por eso, en este post comparto contigo las claves básicas para ayudarte a crear tu email de bienvenida (o revisarlo, si ya lo estás enviando). Para ello, te cuento:

  • ¿Qué es el email de bienvenida?
  • ¿Qué enviar: un email o una secuencia de bienvenida?
  • ¿Cuándo enviar tu email de bienvenida?
  • Tipos de objetivos para tu email o secuencia de bienvenida
  • Y, finalmente, qué contenido incluir.

¿Qué es el email de bienvenida?

Es el primer correo o correos que tus suscriptores reciben tras unirse a tu lista de emails.

Su objetivo es dar la bienvenida a tu comunidad, presentar la marca y empezar a interactuar con las personas de tu lista a través del correo electrónico.

Es como ese primer café que compartes con alguien a quien estás conociendo. Si va bien, quedarás de nuevo. Así que, plantéate tu email de bienvenida como una oportunidad para empezar con buen pie y conseguir que tus suscriptores abran tu siguiente email.

Se trata de un email automatizado (o secuencia de emails) que configuras para que se envíe de forma automática cada vez que alguien se inscribe en tu lista.

Y es altamente probable que tus suscriptores lo abran.

De hecho, estos emails tienen tasas de apertura bastante más altas que el resto de envíos. Y tiene todo el sentido. Esa persona acaba de darte su email porque está interesada en lo que haces. Está receptiva y debes aprovecharlo.

¿Qué enviar: un email o una secuencia?

Pues depende. No hay una respuesta correcta que sirva a todos, aunque si tienes varios objetivos, plantéate una secuencia de bienvenida.

También si usas un “gancho” para incentivar la suscripción, como un descuento o un recurso gratuito (lead magnet).

De esta forma, lograrás mantener el foco de tu lector en cada una de las acciones que quieres conseguir.

Piensa qué quieres que haga tu suscriptor tras leer el email. ¿Más de una cosa? Entonces, construye una secuencia de bienvenida e incluye un objetivo por email.

Más adelante en este post, te doy ejemplos de objetivos para que puedas definir los tuyos.

Y para determinar el número de emails y frecuencia de envío de tu secuencia, usa el sentido común. ¡Siempre es un gran aliado! Ponte en los zapatos de tu suscriptor y pregúntate cuántos emails te parecería razonable recibir, en qué periodo de tiempo y si son realmente relevantes.

Dicho esto, si tienes un email de bienvenida y a nivel de métricas te está funcionando, no veo la necesidad de cambiarlo a una secuencia.

Revisa siempre tus resultados antes de hacer cualquier cambio.

Y si justo empiezas con el email marketing, enviar un solo email puede ser tu mejor opción al inicio.

¿Cuándo enviar tu email de bienvenida?

Envía el primer email inmediatamente después de la suscripción.

No dejes enfriar ese primer contacto con tu marca. De esta forma la interacción continua: la persona se suscribe y enseguida recibe noticias tuyas.

Si la suscripción está sujeta al envío de un lead magnet o de un descuento, envía primero aquello que has prometido. Y, pasadas unas horas o al día siguiente, envía el email de bienvenida o inicia la secuencia.

Principalmente por dos motivos:

  • Una llamada a la acción (o CTA) única por email, siempre es más efectiva.
  • Al enviar más de un email, entrenas a tus suscriptores para que abran tus correos.

Tipos de objetivos para tu email o secuencia de bienvenida

Los objetivos que persigues, no solo determinan tu secuencia de bienvenida, sino que te ayudan a crear el contenido de tus emails.

Por eso, antes de empezar a escribir, ten muy presente el objetivo de cada email.

Evidentemente, quieres dar las gracias por la suscripción, pero más allá de eso, ¿qué quieres que hagan tus suscriptores tras leer tu email?

Para ayudarte a definir tus objetivos, comparto los cinco objetivos de bienvenida más comunes con ejemplos:

  1. Conversar: si, por ejemplo, quieres que respondan a una encuesta o a ese mismo email.
  1. Generar comunidad: si quieres que te sigan en tus redes o que se unan, por ejemplo, a tu grupo de Telegram.
  1. Educar/Comunicar: si quieres que lean tu blog post insignia o vean el vídeo en el que explicas tu historia y valores.
  1. Segmentar: si quieres que completen su perfil (añadiendo información a tu base de datos) o te indiquen la categoría de producto en la que están interesados (muy útil para categorías de producto diferenciadas. Eso sí, pregúntalo si el contenido que vas a enviar es específico para cada categoría).
  1. Convertir: si, por ejemplo, quieres que hagan su primer compra aprovechando el descuento que les has enviado como «gancho» para la suscripción o que agenden una sesión de valoración.

¿Qué contenido incluir?

Tu email de bienvenida debe reflejar la personalidad de tu marca. Es tu carta de presentación, la antesala de las newsletters que van a recibir a partir de ese momento.

Así que siéntete libre para expresarte tal y como eres.

Tanto si envías un solo email, como si trabajas con una secuencia de bienvenida, hay unas cuestiones que deberías abordar en tu presentación.

Distribúyelas y ordénalas como mejor te funcionen. Y sobre todo, sé conciso.

  • Da la bienvenida / agradece la suscripción.
  • ¿Quién soy? Cuenta tu historia o la historia de tu marca. Quién eres. Cómo has llegado hasta aquí. Cuáles son tus valores, tu propósito… Las historias despiertan emociones y son más fáciles de recordar (los emails de bienvenida son un buen lugar para aplicar el storytelling).
  • ¿Qué hago? Qué problema o necesidad resuelven tus productos o servicios. Céntrate en los beneficios que consiguen tus clientes. Se trata de hacer una breve mención, recuerda que no es un email de venta.
  • Y a partir de ahora qué… Cuenta a tus suscriptores qué vas a enviarles y con qué frecuencia. Cuanto más específico mejor. Si tus newsletters salen cada miércoles, díselo. ¡Podrán esperar tus emails!
  • LLamada a la acción o CTA (call to action). Construye tu llamada a la acción en línea con el objetivo que te hayas fijado para ese email.
  • Imagen atractiva y/o diseño cuidado. Una imagen vale más que mil palabras. Hazlo bonito😉

Si necesitas inspirarte, te animo a que te suscribas a mi lista para que veas como yo misma he planteado mi secuencia de bienvenida.

Además, recibirás mi guía, consejos y últimos artículos sobre email marketing.

¡Te espero!

Suscríbete a mi newsletter

RECIBIRÁS MIS GUÍAS, CONSEJOS Y ÚLTIMOS ARTÍCULOS SOBRE EMAIL MARKETING

Newsletter Email Marketing Bonito

Responsable: Concepció Bergés Costa (Email Marketing Bonito). Finalidad: envío de mis boletines periódicos (newsletters) así como emails comerciales. Legitimación: es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en la plataforma de email marketing Mailchimp, ubicada en EEUU y acogida al Privacy Shield. Derechos: podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir tus datos en hola@emailmarketingbonito.com Para más información consulta la política de privacidad en https://emailmarketingbonito.com/politica-privacidad

Deja un comentario